Foto: Agencia Uno.

Por en Copa Chile

Colo Colo goleó en un trabajado encuentro a La Serena y dio vuelta una adversa llave. De atrás picó el indio para instalarse en octavos de Copa Chile.

Varias semanas pasaron para sacarse esa espina clavada de la cuarta región, en una ida brava donde se cayó por 4 goles a 1, en Macul, los pupilos de Guede debían dar vuelta el marcador para instalarse en la siguiente ronda y así continuar con la misión de revalidar su título en Copa Chile.

Mitad de semana en el Monumental, 15 mil espectadores con la misma sed de revancha, los primeros minutos fueron pragmáticos, incluso la visita se aproximó en un par de ocasiones al arco de Orión.

El conjunto granate por medio de pelota detenida –talón de Aquiles en el cacique de Guede- abrió la cuenta, sin embargo fue anulado por presunta posición de adelanto. Tras el chaparrón, vendría un certero ataque albo, el cual concretó Gabriel Suazo con un potente disparo de zurda desde larga distancia. Con la apertura de la cuenta, Colo Colo se fue al descanso, siendo un enorme envión anímico.

Para la segunda fracción, se movieron las piezas del tablero y el DT popular volvió a la tradicional línea de 4 en el fondo, dando así mayor libertad al medio campo. En ese instante aparecería Jaime Valdés, el pajarito brilló con luz propia en un segundo tiempo impecable por parte de los titiriteros albos.

Paredes marcaría el segundo tanto, el ‘tanque’ de cabeza convertía su gol número 157 con el indio en el pecho, 5’ del complemento y la ilusión era evidente. Continuó en afán ofensivo el local y en Pedrero cayó el tercero. Valdés en ese momento obligaba los penales.

Algo más tranquilos, comenzó a circular el balón Colo Colo, Esteban Paredes acrecentando aún más su leyenda inmortalizó una goleada para enmarcar. 4-0 y el paso a octavos es un hecho. Ahora el cacique enfrentará a Iberia en la próxima ronda, mientras preparan el duelo del fin de semana ante O’higgins.

DEJA TU COMENTARIO: