El portero iquiqueño de 22 años, Brayan Cortés, es el primer refuerzo de Colo Colo para la temporada 2018.

El guardameta tuvo una gran temporada en Deportes Iquique, principalmente en los duelos internacionales por Copa Libertadores y Sudamericana, lo que lo llevaron a ser pretendido por la tienda alba.

Cortés se unió a los entrenamientos en el primer día de pretemporada y ya quedó a cargo de las ordenes de Pablo Guede en el Estadio Monumental.

Además, también se dejaron ver los retornos de Luis Pavez y Bryan Carvallo, ambos con opción de partir a préstamo a otros clubes.


DEJA TU COMENTARIO: